Gestión del Castigo

En la escuela, muchas veces nos encontramos con madres que dan de baja a sus hijas/hijos de manera temporal o definitiva, porque las notas y los objetivos escolares no están siendo los esperados y por ello, centran el castigo en mostrarles que si algo no funciona, hay una consecuencia, quitandoles lo que les gusta ( actividad física en periodo de desarrollo de 1 hora a la semana). Hay otras/os madres/padres que por esa hora a la semana, la explicación es que tiene que estudiar y "no tiene tiempo". Todo esto nos ha inspirado para ofrecer soluciones o posibles estrategias para poner en practica por esas familias, a la hora de gestionar estas situaciones.

Es real que la consecuencia es algo que uno tiene que  aprender y el castigo ha sido siempre una manera efectiva de conseguirlo rápidamente. A lo que nos referimos es al tipo de castigo... A un pre-adolescente / adolescente le quita mas tiempo, el móvil, una red social, etc. que una actividad lúdica y aeróbica.. En cualquiera de las etapas de un ser humano la actividad física, la conexión con la música, la conexión con el mismo cuerpo, es necesaria e indispensable para un buen desarrollo y una buena salud mental y corporal... 

Muchas veces los castigos mal gestionados, nos llevan a temer errar, temer ser creativos e improvisar y tomar prioridades por nosotros mismos... Grabando como reflejo que si erramos debemos ser castigados o castigarnos a  nosotros.

Cito un ejemplo de un blog de "psicología del adolescente": 

(https://www.terapiabreveestrategicamadrid.com/2016/premios-castigos-la-adolescencia)

" La estrategia de los premios y de los castigos es sustituida por la de la consecuencia inevitable, esto es, se pasa de la idea de que el progenitor es árbitro del comportamiento a la idea de que el/la muchacho/a es responsable de las consecuencias de sus propios actos. Con palabras de Kierkegaard: “Estamos condenados a ser libres“, a elegir y ser responsables de nuestras decisiones y nuestros errores.
Eso significa devolver la responsabilidad de sus decisiones al /la muchacho/a y estar dispuestos a correr el riesgo de que se equivoque, porque solo así podemos ofrecerle la posibilidad de convertirse en un adulto responsable capaz de elegir y de corregir sus decisiones si es necesario. "

Si quieres castigas a tu hija/o ve a por las cosas que le pueden generar dinámicas no saludables y mayor distracción: red social - móvil - tablet... Y sobre todo que revierta el/ella misma/o la situación. Sino, se conformaran con el castigo y no aprenderán a que la verdadera consecuencia es solucionar el problema y sobre todo, no les castigues con una actividad física... 

Un cuerpo sano piensa y se desarrolla mejor. 


les sugiero ver también esta historia verídica y mensaje importante "si bailas no le pidas consejos a tu medico"





Comentarios

Entradas populares de este blog

La verdadera formación

Mambo New York y su musicalidad